fbpx
Diversidad de género

7 beneficios que demuestran el impacto de la diversidad de género en los puestos de trabajo.

¿Estás buscando alternativas para hacer crecer tu negocio, mejorar el clima laboral y aumentar la productividad en tu empresa?

Si es así, un área clave que debes considerar es la diversidad de género en la fuerza laboral.

La diversidad de género, una convergencia necesaria en la industria.

La diversidad de género es la representación equitativa de hombres y mujeres en puestos de trabajos donde hasta hace poco, se consideraba imposible.

Con frecuencia, notarás que las salas de juntas corporativas, las líneas de producción, los depósitos de inventario e incluso las tareas de manejo de maquinarias, son puestos de la industria tradicionalmente dominados por hombres. Según Skills 4, uno de los principales proveedores de formación en diversidad e inclusión del Reino Unido, algunas de las áreas industriales más comunes que ven un predominio de los empleados masculinos sobre las mujeres son la informática, la ingeniería, la medicina, la manufactura y la ciencia.

Imagen: Glassdor.com

Si bien la mayoría de nosotros estamos de acuerdo en que, para tener un entorno de trabajo justo y productivo, se requiere un equilibrio equitativo entre hombres y mujeres, la mayoría de las veces, este no es el caso a pesar de la era moderna en la que vivimos.

La diversidad de género significa que tanto hombres como mujeres son contratados para ocupar los mismos puestos de trabajo, considerando sus capacidades, conocimientos, experiencia y limitaciones tanto físicas como cognitivas, de manera que tengan las mismas oportunidades.

Diversidad de género
Imagen: Continental.com

Una investigación que demuestra los beneficios de la diversidad de género.

La investigación fascinante de los profesores Anita Woolley y Thomas W Malone y publicada en Harvard Business Review edición de junio 2011, agregó un nuevo giro a la conversación sobre el género, el juicio y la inteligencia colectiva.

Con esta investigación, se demostró que el comportamiento grupal muestra que la inteligencia colectiva de los equipos de trabajo aumenta cuando se agregan más miembros femeninos. Los profesores Anita Woolley y Thomas Malone descubrieron que el coeficiente intelectual colectivo de un grupo tiene más que ver con la dinámica del equipo que con la suma de la capacidad intelectual de sus miembros.

Imagen: Skills4.com

Equipos con más de un 50% de mujeres, tienen una mayor inteligencia colectiva. Mejoran su capacidad de inovación y la toma de decisiones.

Harvard Business Review

7 beneficios que pueden esperar las empresas que trabajan en la diversidad de género.

  • Postura más desafiante durante la toma decisiones y con riesgo reducido.
  • Mejor rendimiento financiero.
  • Mayor empatía entre los colaboradores.
  • Mayor colaboración entre equipos de trabajo.
  • Reducción de la tasa de rotación por aumentar la moral y la igualdad.
  • Apertura del negocio a más talento que de otro modo se habría pasado por alto.
  • Reputación mejorada de la empresa.
Imagen: Aptean.com

¿Cómo podemos ayudar a tu empresa a ser más diversa en cuanto a género?

A través de la adaptación de puestos de trabajo a las características antropométricas, fisiológicas y biomecánicas de las mujeres, especialmente en aquellas industrias donde hasta hace re­lativamente poco tiempo, la mayoría de los puestos estaban ocupados por hombres.

Todo esto en un proceso de 3 etapas:

Identificación y evaluación de riesgos

Con el cuidado requerido, en esta etapa se evalúan los riesgos del trabajo y se examinan las tareas para evitar sesgos por géneros a la hora de priorizarlos.

Se garantiza que los instrumentos y las herramientas utilizadas en la evaluación incluyan asuntos pertinentes tanto para los hombres como para las mujeres.

Puesta en marcha de soluciones

En la segunda etapa se busca eliminar los riesgos desde su causa raíz, proporcionando un entorno de trabajo seguro y saludable a todos los trabajadores.

Se adapta el trabajo y las medidas preventivas; por ejemplo, se seleccionan los equipos de protección conforme a las necesidades individuales, adecuados para mujeres y para hombres, y no de medidas “comunes para todos”.

Vigilancia y revisión de todo el proceso

La última etapa garantiza que todos los trabajadores participen en los procesos de vigilancia y revisión para conocer la nueva información disponible sobre aspectos de la salud ocupacional relacionada con su género.

La vigilancia de la salud por género se integra a la evaluación y la vigilancia de los riesgos ya existente en la empresa, incluyendo el monitoreo pertinente de todos los puestos de trabajo ocupados tanto por hombres como mujeres.

¿Querés conocer más?

Agendá hoy una llamada con uno de nuestros especialistas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Open chat