fbpx
youtuber, blogger, screenwriter-2838945.jpg

Fatiga y trastornos musculoesqueléticos: la prueba de que podés hacerlo mejor.

En un contexto caracterizado por los cambios tecnológicos y la creciente competencia, las exigencias a las que se ve sometida tu empresa son cada vez mayores

  • Tiempos de entrega acotados.
  • Necesidad de aumentar las cuotas de producción sin extender las jornadas laborales.
  • Parámetros de calidad cada vez más altos.

Como resultado, habrás observado entre tu capital humano el crecimiento de los reportes de dolencias y trastornos musculoesqueléticos, ya que los trabajadores se ven sometidos a jornadas y movimientos extenuantes para afrontar los desafíos.

Sin embargo, es posible evitar ambos sin dejar de responder a las demandas del mercado. Gracias a dos grandes aliados, la organización y la ergonomía en el trabajo, podés asegurar el bienestar de tus empleados y aumentar tu rentabilidad sin realizar grandes inversiones.

Ergonomía en el trabajo

Ciertos puestos de trabajo requieren posiciones forzadas sostenidas de manos, brazos, hombros y muñecas, manejo de cargas pesadas y jornadas laborales extendidas para cumplir contra reloj.

Si las condiciones no son ideales, esto se verá traducido en complicaciones de salud para el empleado que repercutirán en la calidad de los productos de la empresa.

Ergonomía en el trabajo. Imagen: volvocars.com

La ergonomía en el trabajo, con el estudio y diseño de puestos de trabajo, permite prevenir cualquier enfermedad profesional producto de riesgos físicos y cognitivos.

Organización en el trabajo

El diseño ergonómico de los puestos de trabajo incidirá, asimismo, en la organización de la jornada laboral.

¿Cómo? Cuando partiendo de un estudio antropométrico se adaptan instrumentos y corrigen posiciones, el trabajador aumenta su rendimiento, pudiendo dar cumplimento a su labor dentro de la línea de fabricación. Esto se traduce en jornadas laborales organizadas en cuanto a tiempo y forma y la necesidad de horas extra, disminuye.

Organización en el trabajo: Operadora de costura.

De esta manera, la fatiga y los trastornos musculoesqueléticos se convierten en problemas del pasado.

Por eso, aplicá medidas eficaces y tendrás excelentes resultados.

Quizá te interesen estos otros post…

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat